Deberían existir más centros educativos E+D+i


foto_IES_julioHe de reconocerlo. Me muero de envidia cada vez que escucho que un grupo de docentes de la talla de Jose María Ruiz, Joaquín Martínez o Rosa Liarte (por nombrar a los que conozco); se unen en un sueño común, uno de esos que no se quema con la desilusión y que consiste en la creación de centros educativos E+D+i.  Institutos y escuelas donde se promociona la Educación con mayúscula, el Desarrollo y la Innovación, al igual que los parques tecnológicos o el famoso Silicon Valley.

El último ejemplo de estos centros E+D+i es el Proyecto Cártama. Un instituto en el que ya las bases prometen. En primer lugar porque se han preocupado por el capital humano, es decir, han buscado a profesorado muy implicado que no ha dudado en trabajar de forma gratuita y en su tiempo libre para darle forma a su sueño. En segundo lugar porque han creado un instituto pensando en el alumnado y en el resto de la comunidad educativa.

Otro centro andaluz E+D+i es el Chaves Nogales. Un centro en el que hasta el nombre lo decidieron los alumnos y que esta promoviendo el uso de nuevas metodologías, así como cambios en el rol docente.

Centros más asentados y que recomiendo conocer y seguir son El Martinet. Ubicado en Cornellá de Llobregat, es un centro que me ha llamado mucho la atención por su filosofía de trabajo, similar a la de las escuelas Montessori y con una gran integración de la comunidad educativa en la vida del centro.

Quizás el centro más asentado y de más calado es el sistema Amara Berri. Una escuela/sistema que se creó hace muchos años y que se ha hecho a si mismo partiendo de una visión sistémica de la Educación, así como de la integración del juego en las aulas.

¿Pero qué comparten entre si todos estos centros?.

1. Entienden el centro educativo como una extensión de la vida, de la sociedad, de la comunidad educativa. No son ajenos a su entorno o contexto, al contrario se integran en el espacio y en el tiempo.

2. Sitúan al alumnado como centro y fin de todo. Cuando plantean algo siempre piensan en que va a pensar el alumnado, cual es su opinión y como va a repercutir esto en su vida.

3. Cuidan y miman a su profesorado. Saben que ellos y ellas son la correa transmisora de su motor, y se preocupan porque se conviertan en mejores profesionales.

4. Su obsesión no son las calificaciones, ni el informe PISA, ni el que dirán los servicios educativos. Se preocupan por la integración de su alumnado, como pueden mejorar la comunicación con los padres o que tipos de alumnos quieren dejar a la sociedad.

Modelos dignos de copiar porqué han partido de realidades cercanas, y que se han construido o se están construyendo con muchas ilusiones y esfuerzo. Imagino que habrá más ejemplos que desconozca y me gustaría conocer más centros que cumplen esas características, así que no dudéis en hacérmelo saber.

El negocio de Septiembre.


anuncios clases particulares    Buscar con GoogleSoy un gran aficionado a utilizar Google para comprobar la importancia de algo. Así que introduje en el buscador los siguientes términos: “anuncios clases particulares”. Mi sorpresa fue mayúscula cuando comprobé que se obtenían 375000 resultados relacionados con esos tres términos.

Es normal que me interese, ha llegado Septiembre.  El  más absurdo y esperpéntico de los escenarios educativos se presenta en las aulas.  Miles de alumnas/os que no han conseguido superar el curso se presentan a una prueba, véase examen, en la que supuestamente  tienen que demostrar su saber y su capacidad. ¿Acaso no hay nada más en contra del enfoque por competencias?, ¿cómo podemos defender una evaluación formativa ante esto?.

La crítica no puede terminar ahí, porque mi indignación aumenta cuando encuentro el típico anuncio de clases particulares. Una manera muy digna de ganarse la vida, pero que esta llegando a unos límites que me hacen cuestionar lo que la sociedad valora la Educación. Personas con formación universitaria que trabajan con alumnos de diferentes edades, capacidades, cursos y asignaturas, y que cobran 6, 8 o 10 euros la hora, con todo el respeto del mundo,  sería preferible dedicarse a limpiar viviendas, si solo pensáramos en cuestión monetaria y en la carga de trabajo que supone.

¿Hasta qué punto ha llegado la Educación? ¿Cómo es posible que se haya mercantilizado así?.Todo para conseguir obtener el tan deseado título, ese que permite que nuestro hijo o hija acceda al deseado PCPI, Grado Medio o Superior, o que apruebe el examen de exámenes, es decir, la Selectividad.exam-examen-ingles-1535819-h

Es un negocio muy jugoso al que no solo están apuntándose academias y profesores particulares. No, en este carro ya se están subiendo empresas que gestionan centros educativos. Centros que aseguran un seguimiento exhaustivo, un trato exquisito y que tu hijo/a apruebe en Septiembre. En Andalucía puedo referirme a centros como Alto Castillo, Monaíta, Unamuno o Campillos, aunque estoy seguro que se encuentran por toda España. Son centros en los que se hacen desembolsos importantes y que obtienen pingües beneficios de esta masa de “suspensos”.

¿Cómo se puede seguir manteniendo esta situación? Yo como docente me planteo si no sería más útil lo que plantea José Luis Castillo ¿por qué no entregar un portafolio educativo al final de las etapas educativas?. Un verdadero recorrido vital del proceso de enseñanza-aprendizaje, algo que realmente muestre el desempeño del alumndo y que omita el título. Quizás esto lograría acabar con el esfuerzo tan ímprobo que se hace por obtener títulos y credenciales que normalmente dicen bastante poco.

¿Cómo ludifico mi aula?. Taller de Ludificación UIMP.


beach_game_play_65013_hQuien quiera ludificar (o gamificar) su aula puede encontrar multitud de webs que hablan sobre sus beneficios, MOOCs sobre el tema, e incluso expertos educativos que hablan sobre como la han implantando y el tremendo éxito que han tenido. Algunos son más lanzados y hablan de como han puesto en práctica tareas o proyectos en las que han incorporado Minecraft, Scratch o cualquier otra aplicación y con eso han conseguido “gamificar su clase”, partiendo de que eso no es gamificación ni ludificación, no resta el que sean propuestas o proyectos muy interesantes.

Pero si yo quiero tomar un modelo, una propuesta de ludificación ¿de dónde parto?. Esa fue la situación que me encontré en el taller de Ludificación del curso Aprendizaje adaptativo y Gamificación de la UIMP.

Imaginaos, yo rodeado de docentes de toda España y ninguno de ellos sabía que yo era el próximo ponente. Allí camuflado mientras José Miguel hablaba con ellos me sentía como un espía, pero sirvió para que hablaran con total libertad sobre sus dudas, miedos y deseos. Todos/as coincidían que necesitaban una propuesta, un modelo del que partir y poder lanzarse ellos mismos, aunque alguna de ellas tuviera ya propuestas muy interesantes como “Camino del Infierno”.

Cuando me presentaron y salí a la palestra, os podeís hacer una idea de la cara que pusieron algunos. Si bien les agradecí que hubieran sido tan sinceros porque me tranquilizó mucho y me di cuenta que podía aportarles algo.

Mi taller fue muy escueto, ya que si era un formato taller, el protagonismo tenía que ser del alumnado, así que  introduje mi fracaso durante este año intentando instaurar una estrategia de ludificación que consistía en un P(oints)B(adges)L(eaderboards), más o menos elaborado, pero que no ha terminado de cuajar.

Después estuvimos hablando sobre como ludificar nuestras aulas y como es necesario analizar nuestro contexto y el perfil de nuestro alumnado, para una vez hecho decidir cuales son los objetivos que busco y que estrategia de ludificación es más adecuada según los objetivos y los factores de motivación de mi alumnado.

Por último presenté una plantilla o modelo de ludificación, que si bien no es definitiva, puede servir como plataforma de lanzamiento para crear propuestas serias y bien estructuradas.

Una vez terminada mi pequeña ponencia lancé una serie de escenarios educativos. En ellos se planteaban situaciones reales en las que según el nivel tenían que ludificar las FCT para los compañeros/as de ciclos, reformar las clases de unos alumnos de Secundaria conflictivos, o ludificar la Semana Cultural de un centro de Primaria. Os puedo asegurar que los resultados fueron más que buenos, y estoy convencido de que dentro de poco escucharemos propuestas de ludificación de gran calidad.

Para terminar quiero agradecer a José Miguel Sancho y Ángel Fidalgo el que contaran conmigo en  este curso de la UIMP. También quiero felicitar y agradecer a todos/as los alumnos/as del curso, sin dudarlo fue un placer poder escuchar vuestras ideas.

 

Meme-tic y Meme-blog. Blog hop project ..

misiles

misiles

Actualmente me encuentro en proceso de reflexión, necesito descansar y parar, para poder ver lo que ha sucedido este año. De hecho no pensaba escribir nada hasta que hubieran llegado las vacaciones. Sin embargo no me puedo negar a seguir el ejemplo de Manuel Jesús Fernández Naranjo, así que voy a seguir esta cadena de posts.

Lo que se está escribiendo actualmente … durante este último año ha cambiado lo que he escrito. El blog y mis entradas han madurado, ya no solo publico lo que hago con mis alumnos o lo que hacen compañeros docentes, de igual modo ya no escribo tanto en otras plataformas como ineveryCREA o en Proyéctate.  Mis últimas entradas son más reflexivas, más centradas en mis fracasos individuales, en mis reflexiones hacia un futuro diferente. Un futuro en el que dejo de ser un francotirador educativo para convertirme en un docente que empieza a trabajar con sus compañeros. Mi camino se ha centrado en trabajar de forma cooperativa y conseguir que en mi centro se apuesten por las metodologías activas.

Las diferencias de lo que escribo de la de otros blogueros .. mis diferencias no creo que sean notables, suelo escribir sobre lo que estoy trabajando, aprendiendo.. me interesa mucho el ABP, las tareas integradas y el aprendizaje cooperativo. Si bien me he centrado mucho en la Ludificación y el Aprendizaje basado en Juegos, mis dos grandes pasiones durante estos últimos años.

El motivo de escribir en un blog y de cómo es el proceso de escritura escribir un blog es como plantar un árbol, comienzas cuidando mucho la semilla y poco a poco te das cuenta que la planta ha enraizado. Llega un momento en que la planta puede sobrevivir sola.

Escribir este blog ha sido lo que me ha permitido crecer como docente y conocer a otras personas que me han influenciado. Nunca me hubiera planteado el trabajo por proyectos sin haber comenzado este blog, ni acudir a un EABE o participar en proyectos colaborativos como El Barco del Exilio.

Cada entrada se plantea por una idea. Una idea que desarrollo en meses o en solo unas horas, siempre tengo guardadas diez o doce entradas que voy completando poco a poco. Mi proceso de escritura es bastante regular, suelo escribir una entrada cada semana. En mi escritura cada vez me he vuelto más reflexivo, más punzante, antes sólo escribía de lo que sucedía en mis clases o en mi devenir, sin embargo ahora me preocupo por otros aspectos: modelos educativos, PISA, libros sobre educación, la injerencia la economía en la educación…

Las nominadas son …

Pepa Botella @Punsetica, porqué es una docente humilde y me encanta lo que hace en su trabajo diario.

Trinidad Martínez @trinukilla, porqué me encanta su entusiasmo y me contagia sus ganas de trabajar.

Puerto Blázquez @puerto, porqué es incansable, no le importa recorrer toda España para acudir a un encuentro educativo.

 

 

Minecraft e Industria. Aplicaciones del #abj #gbl.


Minecraft es un videojuego único. Con una estética de 8 bits y con un funcionamiento muy sencillo, es capaz de competir con otros juegos que tienen un mayor desarrollo gráfico o una historia apasionante y enrevesada detrás. Sin embargo, la riqueza de este videojuego es la comunidad de desarrolladores y jugadores que hay detrás. Esta comunidad es capaz de construir cualquier cosa que se propongan, porque su mayor potencial reside en su versatilidad. Puedes construir casi cualquier tipo de mundo, espacio, tiempo, y si  no lo sabes hacer existen grupos que te ayudan y te aportan consejos o parches para poder hacerlo.

Lo que supone todo esto es un proceso de aprendizaje cooperativo. La comunidad coopera entre si, sin esperar nada a cambio, sólo por el placer de construir algo juntos. Además estimula procesos cognitivos de alto nivel porque todo se construye desde la nada y hay que ir buscando las variaciones, parches y modificaciones que se adapten a lo que queremos construir.¡ Se puede pedir algo más para una aplicación educativa!

Como muestra os dejo este video. Este que  veis es un video donde se muestra la creación del Universo, la aparición de la Tierra y la vida en ella, hasta llegar a la creación de Minecraft. Este es el secreto de Minecraft y  lo que lo hace tan interesante y tan aplicable para trabajar con nuestros alumnos.

Su adaptabilidad, sencillez y posibilidades son infinitas, de modo que desde hace unos años les propongo a mis alumnos que trabajen las tareas integradas utilizando esta aplicación. No me gusta obligarles, porque para alguien ajeno puede ser muy complicado, pero para aquellos que lo usan con asiduidad no presenta problemas.

Así que en la última tarea que hemos estado trabajando les propuse crear un juego basándose en los contenidos del sector Secundario, de modo que hubo dos grupos que inmediatamente me propusieron si podían hacerlos basándose en Minecraft.

Los resultados han sido excelentes. En el primer video los alumnos crearon una historia basada en un viaje en el tiempo, por el cual el protagonista retrocedía en el tiempo a la 1ª Revolución Industrial,  teniendo que someterse a las duras condiciones laborales para poder llegar a la 2ª Revolución Industrial y así hasta llegar a su época. Si bien no pudieron terminarlo, no quita mérito al proceso de ambientación e investigación de las condiciones laborales, tecnologías y ambientes de todo el proceso de evolución de la industria.

El otro juego es un juego de supervivencia. El protagonista tiene que partir de recursos muy básicos para poder ir mejorando su desempeño, llegando a la fábrica final que tendrá que poner en marcha para poder salir de donde esta encerrado.

Como podéis comprobar las posibilidades son prácticamente infinitas. Creo firmemente que es una aplicación que tiene un enorme potencial en su vertiente educativa.

 

 

 

La evaluación … nuestra asignatura pendiente II


medium_431203544

El final del curso escolar es un momento excelente para la reflexión. Ya queda poco para la entrega final, conocemos bastante bien al alumnado y en mi caso, no me falta mucho tiempo para corregir porque mi proceso evaluativo es más del día a día.

Mis reflexiones han sido conducidas por las quejas de mi alumnado ante el proceso de evaluación. Si, lo reconozco: utilizo rúbricas, diarios de aprendizaje, portfolios, autoevaluación y coevaluación, y un largo etcétera, pero a pesar de mis esfuerzos tengo más quejas que compañeros/as que utilizan sólo el examen como instrumento de evaluación.

Como ya visteis en otro post, tenía muchos problemas con la autoevaluación, ya que casi todos los grupos destacaban por su escasa franqueza y honestidad.

Otro problema acuciante era la coevaluación. Nunca me había pasado, pero este año he tenido un grupo de 3º que  ha intentado utilizarla como arma arrojadiza, de modo que me vi obligado a repasar las notas y entrevistarme con varios grupos, para que reflexionaran sobre si sus evaluaciones eran reales o estaban influidas por otros motivos, fuera del proceso y producto educativo.

Estos problemas y quejas han originado una serie de cambios. Entre muchos cambios he incorporado la creación de un contrato de compromiso individual y grupal. Esto me ha servido para asignar roles dentro del grupo. Roles que tienen unas tareas asignadas, a las que se pueden añadir otras más específicas, dependiendo de la tarea o del proyecto que estemos realizando. Eso me ha permitido hacer un seguimiento más pormenorizado del trabajo individual y grupal, lo que ha repercutido en un mayor acercamiento a la realidad del proceso. Además me ha aportado más argumentos para poder discutir la autoevaluación y la coevaluación.

Otra novedad ha sido la hoja de evaluación de las tareas y proyectos. Un documento que hasta ahora no tenía, ya que para evaluar las tareas en la presentación en público utilizaba una hoja en la que apuntaba lo que iba viendo. Era sencillo y rápido, pero me encontraba con quejas del alumnado porque alegaban que no había visto todo lo que ellos presentaban, a lo que habría que añadir que luego me encontraba con un batiburrillo de folios y hojas que no tenían ningún orden, ni me ayudaban mucho en el proceso reflexivo de la evaluación. Así que creé este documento, sencillo y adaptado a las necesidades de las tareas y proyectos, ya que en el puedo reflejar si han cumplido sus compromisos y los mínimos o si han tenido problemas en el grupo. También incorpora un cuadro en blanco para poder evaluar según la rúbrica entregada, y un espacio para incluir comentarios u observaciones.

No todo han sido fracasos, de hecho este año ha funcionado muy bien la corrección mutua de los cuestionarios. La idea es sencilla pero funciona. Los alumnos hacen su cuestionario y a los dos o tres días corrigen el cuestionario de un compañero/a, de modo que cuanto más corrijan y más fallos encuentren más sube su nota. De hecho hay algunos casos de gente que pasa de estar suspensos a poder aprobar o mejorar su nota considerablemente.

Aunque al principio había reticencias porque pensaban que eso les iba a suponer suspender a sus compañeros/as, en la actualidad se ha convertido en una actividad muy enriquecedora porque les permite darse cuenta de sus propios errores, mejorar su nota y aprobar, e incluso reflexionar sobre lo que han aprendido.  A esto hay que añadirle que en cada cuestionario siempre hay preguntas de las otras unidades didácticas, lo que significa que si suspendiste en un cuestionario en el cuestionario final, tercero o cuarto, vas a poder recuperar esa nota o mejorar tu calificación.

La reflexión no se ha parado aquí porque tras leer el libro de Santos Guerra “Una flecha en la diana”, he podido ahondar aún más en el camino que me queda por recorrer. Un camino en el que descubro cada vez más que la evaluación puede ser el proceso educativo más poderoso.

photo credit: nunro76 via photopin cc

¿Cómo transmitir mi pasión por las metodologías activas?


medium_4441155157Compartir con tus compañeros tu pasión por las metodologías activas es un tema arduo y complicado. Como afirma mi compañero Jesús Martínez, cualquier cambio educativo requiere de muchos cafés y muchas guardias de recreo, porque los cambios solo se pueden hacer mediante el convencimiento y partiendo de la buena fe.

Partir de esa  premisa es fácil, lo difícil ha sido plantearlo a compañeros docentes. Compañeros y compañeras que llevan en la Educación veinticinco años y a los que no podemos minusvalorar. No podemos menospreciar su profesionalidad y experiencia,  y ahí esta el dilema. Como afirma Fernando Trujillo no debemos insultar a los docentes, no puede llegar el listillo o la listilla de turno y explicarles como se deben hacer la cosas. Que llevan equivocados años y años, que sus metodologías son obsoletas y que el alumnado reclama otro tipo de cosas. Si haces esto, estás vendido, porque entre otras cosas, no solo les estás insultado, además el cambio implica miedo e inseguridad.  El cambio supone un salto al vacío, un paso atrás, significa pasar de ser el que dirige la clase, a trabajar de forma horizontal, a darte cuenta que “el arte de dirigir una orquesta, consiste en saber cuando se debe abandonar la batuta para no molestar a la orquesta”. Como podéis imaginar no todo el mundo está dispuesto a aceptar esto, porque no todos los docentes están dispuestos a sacrificar su tiempo o el poder de dirigir su clase.medium_4278434497

Este ha sido el camino que hemos transitado este año. En mi centro, se ha plantado una semilla que está creciendo, se está asentando una preocupación por la atención a la diversidad y por el cambio metodológico. Esa semilla está creciendo más fuerte de lo que pensaba, comenzó por un grupo de trabajo y ahora esta echando raíces. Si para algo ha servido el tiempo dedicado a las reuniones en los recreos, horas libres y las interminables tardes, sin dudarlo ha sido para afianzar que mi camino como francotirador educativo ha terminado. El futuro de la Educación y de mi centro, es caminar junto a otros docentes para conseguir la Educación que queremos,   parafraseando a Salinas “esa que no te viste y que yo veo”.

Os dejo las presentaciones que he utilizado para trabajar los inicios del grupo de trabajo.

photo credit: jonycunha via photopin cc
photo credit: Camdiluv ♥ via photopin cc

Ludificación en el aula y Jornadas de Intercambio de Experiencias en CC.SS


Me reconozco como bloguero, es un medio que me gusta y que me hace reflexionar sobre lo que hago y lo que dejo escrito, y lo que queda escrito forma parte de mi mismo y de la proyección del trabajo de mi alumnado y mío en la red. Esa proyección en la red me ha permitido tener el honor de participar en dos eventos de carácter educativo, dos eventos que casualmente han coincidido en el tiempo con lo que eso supone para un docente.

Siempre que se ha reconocido mi labor y la de mi alumnado he dicho que es un honor. Doble honor, porque tu trabajo lo reconocen docentes y porque lo hacen cuando estás vivo, lo cual le da aún más valor.

Así que durante esta semana he viajado a Córdoba para asistir como ponente a las VI Jornadas de intercambio de Experiencias en Ciencias Sociales. La verdad es que ha sido una experiencia muy rica, ya que nunca había participado como ponente en un CEP y mucho menos ante tantos docentes de la especialidad. Es triste reconocerlo pero en nuestra especialidad no existen demasiados eventos de este género, así que el que se realicen estas jornadas es un logro del que deben sentirse orgullosos, tanto José Moraga como todo el profesorado de Ciencias Sociales que se preocupa de mantener viva la llama.

El título de mi ponencia hace referencia a una cita de Montessori, en la que afirma que el éxito de un docente es poder afirmar que sus alumnos trabajan como si no existiera. Sobre esa cita se orientó mi charla, sobre el uso de mis cuatro pivotes para conseguir que yo desaparezca poco a poco del aula. Esos pivotes son:

- La clase invertida, entendida según el modelo de Manuel Jesús Fernández Naranjo “Se trata, no tanto de hacer lo contrario para hacer prácticamente lo mismo, sino de darle protagonismo al alumnado, que ellos tomen sus decisiones en el aprendizaje”. De igual modo hablé de mi propuesta de invertir (tu) en clase, es decir, dedicar tiempo a la creación de materiales, recursos, que luego ellos puedan utilizar y aprovechar el tiempo en clase para trabajar metodologías activas.

- Las tareas integradas y el aprendizaje cooperativo, ambos ejes vertebradores del trabajo en mi aula. El alumno aprende haciendo y trabajando en equipo.

- La ludificación del aula, un elemento que permite aumentar el compromiso y el “enganche” del alumnado, la igual que permite orientar el trabajo en el aula hacia el trabajo cooperativo, fomentando e incentivando la ayuda al otro, es decir, yo soy si tu eres.

La otra ponencia se desarrolló en Madrid, era un encuentro de maestros de español de toda Europa denominado “Enredando palabras”, amparado por el eTwinning y que sirvió para exponer las conclusiones de mi proceso de Ludificación del aula. Si bien me considero un novato en este tema, es verdad que el uso de la Ludificación (o Gamificación) puede ser un elemento muy interesante en el desarrollo de nuestras clases, siempre y cuando no caigamos en el error de obligar a nuestro alumnado o querer crear un sistema de “Puntificación” que estimule la competición y el individualismo salvaje. La ludificación es una herramienta muy poderosa al servicio de la gestión de las emociones y sentimientos para fomentar el compromiso con el proceso educativo.

Ha sido un placer poder compartir mi experiencia y mis errores con vosotros. Nos seguiremos viendo en la red, donde seguiré publicando lo que ocurre en mi aula.