Meme-tic y Meme-blog. Blog hop project ..

misiles

misiles

Actualmente me encuentro en proceso de reflexión, necesito descansar y parar, para poder ver lo que ha sucedido este año. De hecho no pensaba escribir nada hasta que hubieran llegado las vacaciones. Sin embargo no me puedo negar a seguir el ejemplo de Manuel Jesús Fernández Naranjo, así que voy a seguir esta cadena de posts.

Lo que se está escribiendo actualmente … durante este último año ha cambiado lo que he escrito. El blog y mis entradas han madurado, ya no solo publico lo que hago con mis alumnos o lo que hacen compañeros docentes, de igual modo ya no escribo tanto en otras plataformas como ineveryCREA o en Proyéctate.  Mis últimas entradas son más reflexivas, más centradas en mis fracasos individuales, en mis reflexiones hacia un futuro diferente. Un futuro en el que dejo de ser un francotirador educativo para convertirme en un docente que empieza a trabajar con sus compañeros. Mi camino se ha centrado en trabajar de forma cooperativa y conseguir que en mi centro se apuesten por las metodologías activas.

Las diferencias de lo que escribo de la de otros blogueros .. mis diferencias no creo que sean notables, suelo escribir sobre lo que estoy trabajando, aprendiendo.. me interesa mucho el ABP, las tareas integradas y el aprendizaje cooperativo. Si bien me he centrado mucho en la Ludificación y el Aprendizaje basado en Juegos, mis dos grandes pasiones durante estos últimos años.

El motivo de escribir en un blog y de cómo es el proceso de escritura escribir un blog es como plantar un árbol, comienzas cuidando mucho la semilla y poco a poco te das cuenta que la planta ha enraizado. Llega un momento en que la planta puede sobrevivir sola.

Escribir este blog ha sido lo que me ha permitido crecer como docente y conocer a otras personas que me han influenciado. Nunca me hubiera planteado el trabajo por proyectos sin haber comenzado este blog, ni acudir a un EABE o participar en proyectos colaborativos como El Barco del Exilio.

Cada entrada se plantea por una idea. Una idea que desarrollo en meses o en solo unas horas, siempre tengo guardadas diez o doce entradas que voy completando poco a poco. Mi proceso de escritura es bastante regular, suelo escribir una entrada cada semana. En mi escritura cada vez me he vuelto más reflexivo, más punzante, antes sólo escribía de lo que sucedía en mis clases o en mi devenir, sin embargo ahora me preocupo por otros aspectos: modelos educativos, PISA, libros sobre educación, la injerencia la economía en la educación…

Las nominadas son …

Pepa Botella @Punsetica, porqué es una docente humilde y me encanta lo que hace en su trabajo diario.

Trinidad Martínez @trinukilla, porqué me encanta su entusiasmo y me contagia sus ganas de trabajar.

Puerto Blázquez @puerto, porqué es incansable, no le importa recorrer toda España para acudir a un encuentro educativo.

 

 

Minecraft e Industria. Aplicaciones del #abj #gbl.


Minecraft es un videojuego único. Con una estética de 8 bits y con un funcionamiento muy sencillo, es capaz de competir con otros juegos que tienen un mayor desarrollo gráfico o una historia apasionante y enrevesada detrás. Sin embargo, la riqueza de este videojuego es la comunidad de desarrolladores y jugadores que hay detrás. Esta comunidad es capaz de construir cualquier cosa que se propongan, porque su mayor potencial reside en su versatilidad. Puedes construir casi cualquier tipo de mundo, espacio, tiempo, y si  no lo sabes hacer existen grupos que te ayudan y te aportan consejos o parches para poder hacerlo.

Lo que supone todo esto es un proceso de aprendizaje cooperativo. La comunidad coopera entre si, sin esperar nada a cambio, sólo por el placer de construir algo juntos. Además estimula procesos cognitivos de alto nivel porque todo se construye desde la nada y hay que ir buscando las variaciones, parches y modificaciones que se adapten a lo que queremos construir.¡ Se puede pedir algo más para una aplicación educativa!

Como muestra os dejo este video. Este que  veis es un video donde se muestra la creación del Universo, la aparición de la Tierra y la vida en ella, hasta llegar a la creación de Minecraft. Este es el secreto de Minecraft y  lo que lo hace tan interesante y tan aplicable para trabajar con nuestros alumnos.

Su adaptabilidad, sencillez y posibilidades son infinitas, de modo que desde hace unos años les propongo a mis alumnos que trabajen las tareas integradas utilizando esta aplicación. No me gusta obligarles, porque para alguien ajeno puede ser muy complicado, pero para aquellos que lo usan con asiduidad no presenta problemas.

Así que en la última tarea que hemos estado trabajando les propuse crear un juego basándose en los contenidos del sector Secundario, de modo que hubo dos grupos que inmediatamente me propusieron si podían hacerlos basándose en Minecraft.

Los resultados han sido excelentes. En el primer video los alumnos crearon una historia basada en un viaje en el tiempo, por el cual el protagonista retrocedía en el tiempo a la 1ª Revolución Industrial,  teniendo que someterse a las duras condiciones laborales para poder llegar a la 2ª Revolución Industrial y así hasta llegar a su época. Si bien no pudieron terminarlo, no quita mérito al proceso de ambientación e investigación de las condiciones laborales, tecnologías y ambientes de todo el proceso de evolución de la industria.

El otro juego es un juego de supervivencia. El protagonista tiene que partir de recursos muy básicos para poder ir mejorando su desempeño, llegando a la fábrica final que tendrá que poner en marcha para poder salir de donde esta encerrado.

Como podéis comprobar las posibilidades son prácticamente infinitas. Creo firmemente que es una aplicación que tiene un enorme potencial en su vertiente educativa.

 

 

 

La evaluación … nuestra asignatura pendiente II


medium_431203544

El final del curso escolar es un momento excelente para la reflexión. Ya queda poco para la entrega final, conocemos bastante bien al alumnado y en mi caso, no me falta mucho tiempo para corregir porque mi proceso evaluativo es más del día a día.

Mis reflexiones han sido conducidas por las quejas de mi alumnado ante el proceso de evaluación. Si, lo reconozco: utilizo rúbricas, diarios de aprendizaje, portfolios, autoevaluación y coevaluación, y un largo etcétera, pero a pesar de mis esfuerzos tengo más quejas que compañeros/as que utilizan sólo el examen como instrumento de evaluación.

Como ya visteis en otro post, tenía muchos problemas con la autoevaluación, ya que casi todos los grupos destacaban por su escasa franqueza y honestidad.

Otro problema acuciante era la coevaluación. Nunca me había pasado, pero este año he tenido un grupo de 3º que  ha intentado utilizarla como arma arrojadiza, de modo que me vi obligado a repasar las notas y entrevistarme con varios grupos, para que reflexionaran sobre si sus evaluaciones eran reales o estaban influidas por otros motivos, fuera del proceso y producto educativo.

Estos problemas y quejas han originado una serie de cambios. Entre muchos cambios he incorporado la creación de un contrato de compromiso individual y grupal. Esto me ha servido para asignar roles dentro del grupo. Roles que tienen unas tareas asignadas, a las que se pueden añadir otras más específicas, dependiendo de la tarea o del proyecto que estemos realizando. Eso me ha permitido hacer un seguimiento más pormenorizado del trabajo individual y grupal, lo que ha repercutido en un mayor acercamiento a la realidad del proceso. Además me ha aportado más argumentos para poder discutir la autoevaluación y la coevaluación.

Otra novedad ha sido la hoja de evaluación de las tareas y proyectos. Un documento que hasta ahora no tenía, ya que para evaluar las tareas en la presentación en público utilizaba una hoja en la que apuntaba lo que iba viendo. Era sencillo y rápido, pero me encontraba con quejas del alumnado porque alegaban que no había visto todo lo que ellos presentaban, a lo que habría que añadir que luego me encontraba con un batiburrillo de folios y hojas que no tenían ningún orden, ni me ayudaban mucho en el proceso reflexivo de la evaluación. Así que creé este documento, sencillo y adaptado a las necesidades de las tareas y proyectos, ya que en el puedo reflejar si han cumplido sus compromisos y los mínimos o si han tenido problemas en el grupo. También incorpora un cuadro en blanco para poder evaluar según la rúbrica entregada, y un espacio para incluir comentarios u observaciones.

No todo han sido fracasos, de hecho este año ha funcionado muy bien la corrección mutua de los cuestionarios. La idea es sencilla pero funciona. Los alumnos hacen su cuestionario y a los dos o tres días corrigen el cuestionario de un compañero/a, de modo que cuanto más corrijan y más fallos encuentren más sube su nota. De hecho hay algunos casos de gente que pasa de estar suspensos a poder aprobar o mejorar su nota considerablemente.

Aunque al principio había reticencias porque pensaban que eso les iba a suponer suspender a sus compañeros/as, en la actualidad se ha convertido en una actividad muy enriquecedora porque les permite darse cuenta de sus propios errores, mejorar su nota y aprobar, e incluso reflexionar sobre lo que han aprendido.  A esto hay que añadirle que en cada cuestionario siempre hay preguntas de las otras unidades didácticas, lo que significa que si suspendiste en un cuestionario en el cuestionario final, tercero o cuarto, vas a poder recuperar esa nota o mejorar tu calificación.

La reflexión no se ha parado aquí porque tras leer el libro de Santos Guerra “Una flecha en la diana”, he podido ahondar aún más en el camino que me queda por recorrer. Un camino en el que descubro cada vez más que la evaluación puede ser el proceso educativo más poderoso.

photo credit: nunro76 via photopin cc

¿Cómo transmitir mi pasión por las metodologías activas?


medium_4441155157Compartir con tus compañeros tu pasión por las metodologías activas es un tema arduo y complicado. Como afirma mi compañero Jesús Martínez, cualquier cambio educativo requiere de muchos cafés y muchas guardias de recreo, porque los cambios solo se pueden hacer mediante el convencimiento y partiendo de la buena fe.

Partir de esa  premisa es fácil, lo difícil ha sido plantearlo a compañeros docentes. Compañeros y compañeras que llevan en la Educación veinticinco años y a los que no podemos minusvalorar. No podemos menospreciar su profesionalidad y experiencia,  y ahí esta el dilema. Como afirma Fernando Trujillo no debemos insultar a los docentes, no puede llegar el listillo o la listilla de turno y explicarles como se deben hacer la cosas. Que llevan equivocados años y años, que sus metodologías son obsoletas y que el alumnado reclama otro tipo de cosas. Si haces esto, estás vendido, porque entre otras cosas, no solo les estás insultado, además el cambio implica miedo e inseguridad.  El cambio supone un salto al vacío, un paso atrás, significa pasar de ser el que dirige la clase, a trabajar de forma horizontal, a darte cuenta que “el arte de dirigir una orquesta, consiste en saber cuando se debe abandonar la batuta para no molestar a la orquesta”. Como podéis imaginar no todo el mundo está dispuesto a aceptar esto, porque no todos los docentes están dispuestos a sacrificar su tiempo o el poder de dirigir su clase.medium_4278434497

Este ha sido el camino que hemos transitado este año. En mi centro, se ha plantado una semilla que está creciendo, se está asentando una preocupación por la atención a la diversidad y por el cambio metodológico. Esa semilla está creciendo más fuerte de lo que pensaba, comenzó por un grupo de trabajo y ahora esta echando raíces. Si para algo ha servido el tiempo dedicado a las reuniones en los recreos, horas libres y las interminables tardes, sin dudarlo ha sido para afianzar que mi camino como francotirador educativo ha terminado. El futuro de la Educación y de mi centro, es caminar junto a otros docentes para conseguir la Educación que queremos,   parafraseando a Salinas “esa que no te viste y que yo veo”.

Os dejo las presentaciones que he utilizado para trabajar los inicios del grupo de trabajo.

photo credit: jonycunha via photopin cc
photo credit: Camdiluv ♥ via photopin cc

Ludificación en el aula y Jornadas de Intercambio de Experiencias en CC.SS


Me reconozco como bloguero, es un medio que me gusta y que me hace reflexionar sobre lo que hago y lo que dejo escrito, y lo que queda escrito forma parte de mi mismo y de la proyección del trabajo de mi alumnado y mío en la red. Esa proyección en la red me ha permitido tener el honor de participar en dos eventos de carácter educativo, dos eventos que casualmente han coincidido en el tiempo con lo que eso supone para un docente.

Siempre que se ha reconocido mi labor y la de mi alumnado he dicho que es un honor. Doble honor, porque tu trabajo lo reconocen docentes y porque lo hacen cuando estás vivo, lo cual le da aún más valor.

Así que durante esta semana he viajado a Córdoba para asistir como ponente a las VI Jornadas de intercambio de Experiencias en Ciencias Sociales. La verdad es que ha sido una experiencia muy rica, ya que nunca había participado como ponente en un CEP y mucho menos ante tantos docentes de la especialidad. Es triste reconocerlo pero en nuestra especialidad no existen demasiados eventos de este género, así que el que se realicen estas jornadas es un logro del que deben sentirse orgullosos, tanto José Moraga como todo el profesorado de Ciencias Sociales que se preocupa de mantener viva la llama.

El título de mi ponencia hace referencia a una cita de Montessori, en la que afirma que el éxito de un docente es poder afirmar que sus alumnos trabajan como si no existiera. Sobre esa cita se orientó mi charla, sobre el uso de mis cuatro pivotes para conseguir que yo desaparezca poco a poco del aula. Esos pivotes son:

- La clase invertida, entendida según el modelo de Manuel Jesús Fernández Naranjo “Se trata, no tanto de hacer lo contrario para hacer prácticamente lo mismo, sino de darle protagonismo al alumnado, que ellos tomen sus decisiones en el aprendizaje”. De igual modo hablé de mi propuesta de invertir (tu) en clase, es decir, dedicar tiempo a la creación de materiales, recursos, que luego ellos puedan utilizar y aprovechar el tiempo en clase para trabajar metodologías activas.

- Las tareas integradas y el aprendizaje cooperativo, ambos ejes vertebradores del trabajo en mi aula. El alumno aprende haciendo y trabajando en equipo.

- La ludificación del aula, un elemento que permite aumentar el compromiso y el “enganche” del alumnado, la igual que permite orientar el trabajo en el aula hacia el trabajo cooperativo, fomentando e incentivando la ayuda al otro, es decir, yo soy si tu eres.

La otra ponencia se desarrolló en Madrid, era un encuentro de maestros de español de toda Europa denominado “Enredando palabras”, amparado por el eTwinning y que sirvió para exponer las conclusiones de mi proceso de Ludificación del aula. Si bien me considero un novato en este tema, es verdad que el uso de la Ludificación (o Gamificación) puede ser un elemento muy interesante en el desarrollo de nuestras clases, siempre y cuando no caigamos en el error de obligar a nuestro alumnado o querer crear un sistema de “Puntificación” que estimule la competición y el individualismo salvaje. La ludificación es una herramienta muy poderosa al servicio de la gestión de las emociones y sentimientos para fomentar el compromiso con el proceso educativo.

Ha sido un placer poder compartir mi experiencia y mis errores con vosotros. Nos seguiremos viendo en la red, donde seguiré publicando lo que ocurre en mi aula.

 

 

 

Promociona el turismo de España #abp #pbl


Hacía mucho que no escribía sobre la incorporación de la metodología ABP en Bachillerato. Hace unos días explicaba como llevo a la práctica las tareas integradas, y un alumno de Magisterio me preguntó como podía conjugarse esa metodología con la dinámica de 2º de Bachillerato. Mi respuesta fue clara: ¡No has visto la cara que tengo!.

Fuera de la broma y las sonrisas que despertó, me hizo reflexionar sobre la cantidad de problemas que estoy encontrando: muchos alumnos piensan que es una pérdida de tiempo, me piden que vuelva a explicar o juegan con la idea de que lo importante es el examen, ya que es lo que se evalúa en Selectividad. Otros afirman que no están de acuerdo con los procesos de evaluación, a pesar de que suelen ser favorables a que mejore su nota.

Ese camino de reflexión me condujo a responderle al alumno que el problema más grave era que yo intentaba trabajar en equipo y de forma cooperativa, mientras que Selectividad y el Bachillerato en general eran una carrera individual y competitiva. Esto conllevaba que mi filosofía de trabajo fuera tan antagónica y que algunos alumnos, especialmente “los vagos con triunfo”,  desestimaran el trabajo por tareas integradas. Por si lo dudáis, los vagos con triunfo, son alumnos/as que tienen una gran facilidad para sacar buena nota en el examen, de modo que el resto del trimestre cumplen con los mínimos para luego obtener una gran calificación con la media de los exámenes.

Sin embargo esta reflexión no me desanima para seguir continuando con esta metodología, especialmente ahora que he diseñado una tarea nueva para el turismo. Una tarea en la que tienen que desarrollar una campaña de promoción del turismo en España, de modo que tienen que escoger tres segmentos turísticos (familia, asiáticos, jóvenes) y ofrecerles tres tipologías turísticas, elaborando a su vez un presupuesto y un pequeño diario de viaje donde narran la experiencia vital que han conseguido los turistas.

El proceso ha sido irregular, muchos no conseguían encontrar información de los diferentes segmentos turísticos o no tenían claro que ofrecerles. Aunque ha merecido la pena, porque han trabajado las diferentes áreas turísticas y los medios de transporte, a lo que hay que sumarle que han investigado zonas de España que desconocían.

Los resultados han sido bastante buenos, lo único que la tarea no ha llegado a calar del todo, de modo que el próximo año deberé modificarla permitiendo que el viaje sea su viaje de estudios ideal y adaptándolo a las condiciones económicas, sociales y de gustos de un alumno de 2º de Bachillerato.

Os dejo varios videos de las campañas de promoción y algunos diarios de viaje. También aparece la secuencia de actividades que he utilizado para guiarlos en clase.

Como conclusión final, sigo sin rendirme. Creo firmemente que esta metodología se puede llevar a la práctica en Bachillerato.

Aprendizaje basado en Juegos: Imperialismo y 1ª Guerra Mundial #abj #pbl #abp


IMG_20140318_102427

Cada vez estoy más convencido que el juego es una de las formas más elevadas de aprendizaje, especialmente porque este año he vuelto a proponer la creación de un juego basado en los contenidos del Imperialismo, la 1ª Guerra Mundial y la 2ª Revolución Industrial.

Lo que antes suponía un reto para mi, es decir, conectar todos esos sucesos aparentemente dispares e inconexos, ahora funciona como la seda.

Es sencillo, cuando tu intentas crear un juego en el que los contenidos te fuerzan a buscar recursos, territorios, mercados y mano de obra, o sea las premisas de la 2ª Revolución Industrial que provocan a su vez la justificación del Imperialismo. Buscar, estudiar y conquistar nuevos territorios para así poder ser más poderoso que mi vecino, el cual tiene cerradas sus fronteras para evitar que mis productos invadan su mercado. Todo esto combinado, da lugar a que los imperios vayan enfrentándose en cada vez más territorios, mercados y economías, lo que conduce al inevitable desenlace de la 1ª Guerra Mundial.

¿Qué puedo decir? El proceso ha sido ejemplar, los alumnos han creado juegos de tablero muy similares en cuanto a las mecánicas de juego: usos de recursos, conquista de territorios, enfrentamientos, e incluso las dinámicas de juego eran bastante similares, pero lo que más ha destacado ha sido como han conseguido plasmar e integrar todos esos componentes para crear un juego con sentido histórico, de carácter educativo y a la vez con la suficiente dosis de diversión.

Os dejo los enlaces con las fotos del proceso y de los resultados. También he incorporado un vídeo donde he entrevistado a los alumnos/as,  de paso aprovechaba para comprobar como era su percepción del juego y lo que ellos estaban aprendiendo.

 

Hablando con futuros docentes. Mi visión de las tareas integradas.


large_8634128496Ser profeta en tu tierra es una oportunidad que aparece pocas veces en la vida. En mi caso ha sido gracias a la intervención de los profesores de Magisterio de mi centro. Si, mi centro es enorme y dentro de el se encuentra una escuela universitaria perteneciente a la Universidad de Jaén.

Así que gracias a Soledad de la Blanca y a Pepe Hidalgo he podido ofrecerles mis escasos conocimientos a alumnos de Magisterio de primer año. La idea era ofrecerles una visión práctica de las tareas integradas y como las llevaba yo a la práctica con mi alumnado.

Es curioso que haya sucedido esto justo después del EABE, ya que en el desarrollo del mismo, unos alumnos de Magisterio de la Universidad de Málaga me pidieron permiso para grabarme una entrevista en la que aportara mi opinión sobre lo que es el EABE. Espero ver ese reportaje que les encargó Miguel Sola, me gustaría mucho comprobar que es lo que ellos han aprendido de este encuentro. Las conversaciones con alumnos no fueron solo en ese momento, durante la comida estuve hablando con alumnos/as de Magisterio de la SAFA, analizando el rol de los profesores, descubriendo como viven ellos la evaluación. Lo curioso es que cuando he llegado hoy a la charla se podía escuchar comentarios del tipo: Ah, pero este es el que viene a dar la charla.

A pesar de haber llegado tarde,  les he ofrecido un recorrido bastante completo, aunque siempre es incongruente utilizar este tipo de charlas para hablar sobre las metodologías activas.

Para trabajar con ellos he partido de la definición de tarea integrada de Fernando Trujillo, para luego ir desgranando los pasos que hay que seguir para desarrollar las tareas. En cada uno de esos pasos he aportado un ejemplo de lo que yo hago con mi alumnado, para luego trabajar con ellos su futura tarea integrada, una basada en las Olimpiadas.

Os dejo la presentación que he utilizado.

photo credit: kern.justin via photopin c